En nuestro día a día estamos sometidos a un gran estrés. Existen 3 tipos de estrés;

  • el estrés emocional (discusiones, problema de pareja, problema en el trabajo o familiares, enfermedades…)
  • el estrés físico ( falta de sueño, malas posturas, esfuerzos continuados…)
  • el estrés químico (demasiada medicación, cafeína o estimulantes, desequilibrios hormonales, tabaco…)

Nuestro cuerpo tiene la capacidad de hacer una buena gestión de este estrés y adaptarse en el día a día a lo que nos ocurra, para ello debemos mantener buenos hábitos, (ejercicio, alimentación y descanso) y un sistema nervioso libre de interferencias (sin subluxaciones).

La quiropráctica contribuye al buen funcionamiento del Sistema nervioso y este nos proporcionará:

  • Reducción del estrés y la ansiedad al poder gestionarlo mejor
  • Recuperar el bienestar físico y mental
  • Mejorar nuestra calidad de vida

Todos sabemos que el estrés es perjudicial para nuestra salud llegando incluso a enfermarnos, pero ¿sabes cómo responde tu cuerpo ante el estrés?

A continuación te dejamos una imagen en la que te damos algunos datos sobre lo que desencadena el estrés en nuestro cuerpo.