La postura

¿Qué es la postura?

Es la posición en la que sostenemos nuestro cuerpo mientras estamos tumbados, sentados o de pie. Nuestra postura afecta y modera cada una de las funciones fisiológicas de nuestro cuerpo, desde la respiración hasta la producción hormonal. Las postura y la fisiología  están completamente relacionadas.  El funcionamiento del Sistema Nervioso y la homeostasis (funcionamiento interno del cuerpo)  están íntimamente relacionados con la postura.

El 90 % de los estímulos y nutrientes que recibe el cerebro es generado por el movimiento de la columna vertebral” 

(DR. Roger Sperry (Premio Nobel investigación cerebral 1981)

¿Por qué tener una mala postura es perjudicial para nuestra salud?

Cuando tenemos una mala postura, nuestros músculos, ligamentos y articulaciones están sometidos a un reparto desigual del peso, que al hacerlo de forma repetitiva pueden provocar inflamación, dolor, y cansancio.  Mantener una mala postura de forma continuada puede provocarte síntomas como:  dolor de espalda, dolor lumbar, ciática, dolor de cuello, hombros y brazos incluso pudiendo afectar a la capacidad pulmonar, debido a un incremento de presión sobre la caja torácica.

¿Qué es una buena postura?

La postura es una ventana a través de la cual podemos ver como esta funcionando el cuerpo.

Se dice que una postura es correcta cuando, estando de pie, todo está equilibrado (las curvas de la columna son las adecuadas, tenemos la cadera nivelada y nuestra cabeza esta perfectamente alineada con el resto de nuestro cuerpo). En el día a día nuestro cuerpo se dobla, flexiona, balancea y hace muchos otros movimientos o posturas.  Si no se realizan éstas de forma correcta  nos pueden perjudicar- de manera importante– en nuestra salud.

¿Por qué es importante una buena postura?

  1. Una buena postura nos ayuda estar de pie, caminar, sentarnos y tumbarnos en posiciones que ejercen el menor esfuerzo en músculos y ligamentos durante el movimiento y las actividades con pesos. Es muy importante no cruzar las piernas, al hacerlo desequilibramos y desalineamos la cadera y columna ejerciendo presiones de forma irregular.
  2. Ayuda a mantener los huesos y las articulaciones en la alineación correcta para que nuestros músculos se usen correctamente disminuyendo el desgaste anormal de las articulaciones
  3. Reduce la tensión en los ligamentos que sostienen las articulaciones espinales juntas, minimizando la probabilidad de lesión.
  4. Permite que los músculos trabajen más eficientemente, permitiendo al cuerpo usar menos energía y prevenir la fatiga muscular.
  5. Ayuda a prevenir la tensión muscular

La quiropráctica y la postura

Cuando el quiropráctico analiza la postura lo hace con la persona de pie (siempre que sea posible).

De pie de perfil tiene que estar alineado en la misma linea las orejas, el centro de tu cuello y de tu espalda, tus caderasrodillas y tobillos.

Si analizamos la postura en posición sentado debemos mantener la espalda recta con una ligera curva lumbar, hombros hacia atrás, el pecho hacia fuera, cabeza hacia arriba con la barbilla ligeramente hacia dentro y pies planos en el suelo.

El quiropráctico puede detectar dos tipos de problemas en la postura:  Upper Crossed Syndrome (cabeza demasiado hacia delante) y el Lower Crossed Syndrome (curva lumbar muy pronunciada con hiperlordosis).

Cuando la columna vertebral está sometida a una mala postura ya sea por lesiones, accidentes, estrés, traumatismos, malos movimientos en repetición…  etc;  tanto la columna como la salud comienzan a degenerarse. La columna vertebral debido a estos estreses físicos, químicos y mentales puede cambiar su estructura (sus curvas)  lo que hace que tenga peor amortiguación y reparto de pesos. Esto conlleva que puedan aparecer diferentes y variados síntomas. Cuando el quiropráctico localiza las subluxaciones que están haciendo que nuestra sistema nervioso no funcione bien las corrige a través de los ajustes y esto no solo  elimina la presión  que hay sobre los nervios, mejorando la comunicación entre el cuerpo y el cerebro sino que también restablece la alineación  y el adecuado movimiento en la columna ayudando a mejorar no sólo la postura sino el funcionamiento de todo el cuerpo.

Con el tiempo y gracias a los ajustes quiroprácticos, es posible deshacerte de los años de estrés, del daño hecho y de tu mala postura corporal. Un sistema nervioso sano propicia un cuerpo sano.

Una buena postura te ayuda a sentirte mejor y a verte mejor.

Para mantener la postura adecuada es necesario tener una buena flexibilidad,   movimiento equilibrado de la columna vertebral y otras regiones del cuerpo,  fuerza  y buen trabajo muscular eficiente y simétrico que proporcione estabilidad y fuerza en nuestra columna vertebral