La propiocepción

¿Qué es?

Si miramos la etimología de la palabra “propio” significa de uno mismo y “cepción” significa consciencia. Por lo tanto la palabra “propiocepción” es la consciencia de uno mismo respecto al medio que nos rodea.

Hay 5 sentidos, tacto, vista, oido, olfato y gusto todos ellos pertenecen al grupo llamado “sentidos de exterocepción”, son los que nos permiten percibir todo lo que ocurre en el exterior de nuestro cuerpo.

La propiocepción se puede considerar el sexto sentido, la diferencia con los anteriores es que está en otro grupo llamado “sentido de interocepción”, es decir lo que hacen que nuestro cerebro tenga conciencia del estado interno del cuerpo. Nuestro cerebro recibe la información de varios receptores y los traduce en información propioceptiva.

¿Para qué sirve?

Sin la propiocepción, no podríamos movernos. Si no sé en posición estoy no puedo moverme correctamente. Perderíamos también la posibilidad de adaptarte a los cambios de tu entorno, ni sabrías cómo cuidarte de ellos de la propiocepción.

Si tu cerebro no tiene la información acerca del entorno NO podrá generar las respuestas adecuadas y por tanto tendrías mayor tendencia a las lesiones.

¿Qué ocurre si mi sistema de propiocepción no funciona adecuadamente?

Si tu propiocepción falla es porque la información de la posición del propio cuerpo en el espacio no está llegando de forma adecuada y pueden desencadenarse uno o más de estos síntomas comunes:

-Vértigos, Mareos, Inestabilidad, torpeza de movimientos, falta de coordinación entre otros

¿Cómo se trabaja?

Principalmente la propiocepción se trabaja a través de ejercicios de equilibrio, coordinación y cambios. Para trabajar la propiocepción debemos provocar estímulos externos que favorezcan las reacciones musculares reflejas aumentando la dificultad de forma progresiva. 

Hay numerosos ejercicios que se pueden aplicar, sólo tienes que consultar con un profesional que te ayudará a ir aplicándolo en función de cómo estés.

¿Cómo puede ayudarme la quiropráctica con mi propiocepción?

En el mundo actual en el prima lo visual nos resulta complejo entender que el 80% de la información que recibe nuestro cerebro proviene de los músculos, los tendones, los ligamentos y las articulaciones entre las que destaca la columna vertebral.

La buena conexión entre nuestro cerebro y el cuerpo depende de que los canales nerviosos estén libres de interferencias y por tanto libres de subluxaciones.

Los ajustes vertebrales, especialmente de las cervicales superiores, nos permiten mantener buenas conexiones nerviosas y esto permite al sistema propioceptivo estar rápido y con buena respuesta, ayudándonos a mantener una buena coordinación, equilibrio, postura y movimiento. Todo esto influirá directamente en nuestra salud y el óptimo rendimiento de nuestro  cuerpo.

Para poder sentirte al 100% necesitas que todo el Sistema Nervioso esté al máximo de su pontencial para ello el quiropráctico revisará cómo funciona tu sistema nervioso y  también comprobará como funciona tu sistema propioceptivo.  Tras lo cual ajustará las zonas que sean necesarias para restablecer el óptimo funcionamiento de este.