EMG – ELECTROMIOGRAFÍA DE CONTACTO ¿QUÉ MIDE?

El EMG es un electromiograma superficial de contacto. Lo que mide esta prueba son los impulsos eléctricos que producen los músculos al contraerse cuando el músculo está en tensión.

Funciona igual que un electromiograma cuando mide la actividad del corazón.

En un paciente sano, los patrones de temperatura de la piel estarán cambiando constantemente, pero simétricos. Esto se debe a que un cuerpo sano se adapta constantemente al medio ambiente.

Cuando existen interferencias (subluxaciones) en el sistema nervioso, los músculos se contraen en maneras descompensadas creando así un patrón anormal de contracciones musculares. Las barras que muestra el gráfico son patrones. Cuanto más se extiende la barra desde la columna, mayor es la actividad muscular.

Las subluxaciones vertebrales reducen la habilidad del cuerpo de mantener una óptima salud. Cuando hay subluxaciones vertebrales el sistema nervioso funciona negativamente afectando al incremento o decremento de la actividad muscular. El EMG muestra el componente muscular de la subluxación vertebral

Las SUBLUXACIONES,  no sólo interfieren en la función muscular, sino también disminuyen la estabilidad de la columna vertebral y esto da como resultado cambios en la actividad muscular destinada a compensar las debilidades estructurales.

  • ¿Alguno de estos escaneos duele o causa molestias?
    Por supuesto que no. Ambas exploraciones no son invasivas y no ofrecen ninguna molestia.
  • ¿Qué edad puede tener para tener un escaneo así?
    Esta  se puede realizar en bebés y niños pequeños ya que es no invasivo y, sin embargo, puede ofrecer una evaluación detallada de la integridad de la función del sistema nervioso de ese niño. Es decir esta medición puede ser realizada en bebés, niños, adultos y ancianos  y asi comprobrar que su columna vertebral y su sistema nervioso funcionen correctamente.
  • ¿Con qué frecuencia realiza estos exámenes?La primera vez se realiza durante el examen inicial.  Y a partir de ese momento en cada revisión (reexamen que nos programe el quiropráctico)