Termografía

El sistema nervioso controla el paso de la sangre por cada milímetro del cuerpo lo que hace que se enfríe o caliente a su demanda. Esto indica que cualquier alteración o funcionamiento refleja el funcionamiento del sistema nervioso.

LA ANORMAL O NORMAL TEMPERATURA DE LA PIEL ES UN INDICADtermoOR DEL ANORMAL O NORMAL FUNCIONAMIENTO DEL SISTEMA NERVIOSO.

La temperatura está en constante cambio por la adaptación al medio que tiene el cuerpo, siempre existen unos rango “normales” de oscilación que no serán permanentes lo que no causará problemas.

Los nervios de la columna son las avenidas de distribución que sirven de conexión entre los receptores de temperatura y el envío del cerebro de estos cambios. Por lo tanto se puede decir que los nervios transportan ese calor. Si existe una subluxación ese nervio transmisor / receptor se enfría lo que altera el funcionamiento y nos muestra un patrón indicativo de que existe un problema.

Cuando la subluxación entra en escena cambia estas oscilaciones de forma permanente. Hace que sean mayores lo que crea un patrón. La medición en la zona superior cervical indica la función directa del calor que controla el hipotálamo y el tallo cerebral.

El neurocalógrafo o termógrafo mide a ambos lados de la columna para poder reconocer si hay un patrón constante y determinar si hay subluxaciones o no.

El objetivo de un análisis diferencial de la temperatura es monitorizar la función de sistema nervioso. Este análisis nos informa de la existencia o no de un anormal control de la función neurológica del paso de calor por el cuerpo.

Estas mediciones pueden verse alteradas por cafeína o medicaciones que alteran el funcionamiento del sistema nervioso. Al dormirlo o alterar su funcionamiento el lado “normal” caliente se enfría lo que lo iguala al otro ofreciendo una medición o gráfico recto (sin diferencia). La creación de un patrón constante de calor indicativo de una subluxación.