Qué es la Quiropráctica

 

“La Quiropráctica abarca la ciencia de la vida, el conocimiento de cómo actúan los organismos en la salud y la enfermedad, así como el arte de ajustar el neuroesqueleto. Un cuerpo organizado dotado de una existencia independiente , cuyos actos vitales depende de la suma de órganos, constituye un organismo. Las funciones de este organismo dependen de la fuerza vital,  de la inteligencia Innata.

La ciencia quiropráctica desarrolló los principios en los que se basa el arte de ajustar vértebras. La filosofía quiropráctica (la ciencia y el arte) consta de las razones para los principios que han conducido al “por qué” del ajuste vertebral. La ciencia se refiere a lo que es preciso conocer; el arte , a lo que es preciso hacer; la filosofía aporta las razones del porqué del método y la forma en que ha de realizarse.

El estudio de la quiropráctica incluye la consideración las tres divisiones: la ciencia, el arte y la filosofía (del arte y la ciencia). Por ser una ciencia, la quiropráctica debe ser específica.

Los principios de la ciencia quiropráctica no se desarrollaron ni evolucionaron a partir a partir de cualquier otro método; se descubrieron como elementos previamente existentes y formulados en un sistema. Los principios que componen la ciencia quiropráctica son tan antiguos como los vertebrados. Para conocer la quiropráctica como una ciencia, debemos familiarizarnos con sus principios, debemos hacerla científica. Conocerla como un arte es hacerla específica, hacer uso del conocimiento que compone la ciencia.

Un quiropráctico es una persona que posee un conocimiento de la ciencia y el arte de la quiropráctica, que es capaz de realizar con arte el ajuste vertebral; también entiende y comprende las razones para hacerlo de esta forma.”  (The Chiropractor, by D.D. Palmer)

La Quiropráctica como filosofía, ciencia y arte entiende que todo organismo viviente hace un esfuerzo innato para mantener su propia salud, y que la subluxación vertebral es una de las principales interferencias que tiene para hacerlo. El ajuste vertebral quiropráctico corrige esa interferencia. La Quiropráctica no utiliza medicamentos, estimulantes o inhibidores naturales, ni cirugías sino que  pone especial énfasis en la relación existente entre la estructura de la columna vertebral y el funcionamiento de cuerpo, coordinado por el sistema nervioso, y en cómo esa relación afecta al mantenimiento y la recuperación de la salud. La inadecuada posición de las vértebras puede irritar, comprimir o aprisionar los nervios que salen de la médula y se ramifican por todo el cuerpo originando problemas desde mecánicos hasta orgánicos. El objetivo es restablecer la salud estimulando la relación que existe entre articulaciones, músculos y el sistema nervioso.

Una comunicación alterada entre su cerebro y su cuerpo puede causar todo tipo de problemas de salud y limitar la expresión de su máximo potencial.