Sistema Nervioso Autónomo

El sistema nervioso autónomo o vegetativo es la parte del sistema nervioso relacionada con la regulación de las funciones de la vida vegetativa (respiración, digestión, circulación, excreción, etc..)que no está sometido a la voluntad.

Como su nombre indica es un sistema autónomo.

El sistema nervioso autónomo está formado por el sistema nerviosos simpático y el sistema nervioso parasimpático.sistema-autonomo

El Sistema Nervioso Simpático

El sistema nervioso simpático es el responsable de la regulación de los mecanismos homeostáticos de los organismos vivos. Las fibras de este sistema llegan a casi todos los órganos y sistemas del cuerpo, desde la pupila del ojo hasta controlar la movilidad intestinal. El sistema simpático nos ayuda a sentir las sensaciones del frío o calor.

Algunos ejemplos de la acción del sistema nervioso simpático en los distintos órganos son:

  • En los pulmones: dilata los bronquios
  • En el corazón: aumenta la velocidad del latido
  • En los vasos sanguíneos: los constriñe
  • En las glándulas sudoríparas: las estimula
  • En el riñón: disminución de la secreción de orina
  • En el aparato digestivo: inhibe los movimientos involuntarios de contracción del estómago

El Sistema Nervioso Parasimpático

Se origina en el tronco del encéfalo. Sus funciones son más diferenciadas. ES responsable de la regulación de órganos internos del descanso de la digestión y las actividades que ocurren cuando el cuerpo está en reposo como el sueño.

Actividades mediadas por el sistema parasimpático: (algunos ejemplos)

  • En los pulmones: contrae los bronquios
  • En el corazón: disminuye la frecuencia cardiaca
  • En el aparato digestivo aumenta los movimientos y contracción del estómago
  • Disminuye la tensión arterial
  • En el riñón: aumento de la secreción de orina
  • Aumenta nuestra resistencia a las infecciones
  • Aumenta la circulación de oxígeno a los órganos no vitales si es necesario. Provee de combustible y elimina desechos de la piel, tracto digestivo y órganos reproductores.

El trabajo del sistema parasimpático se complementa con el del sistema simpático. Ambos sistemas funcionan en oposición natural. Recurriendo a una analogía: El sistema nervioso simpático sería como la policía, que  procura respuesta rápida. Mientras que el sistema parasimpático sería como el sistema judicial con acciones que no requieren una respuesta inmediata.